SATSE denuncia que hay habitaciones de UCI-COVID sin la puerta que garantice mantener aislados a los positivos

18 enero 2022

Varias denuncias de sus Delegados de Prevención durante los 2 años de Pandemia aún no han servido para que se aíslen la totalidad de las habitaciones (boxes) COVID de UCI.

Durante este tiempo solo se han dado excusas por parte de la Administración a través del Comité de Seguridad y Salud para retrasar el montaje de las puertas en esas habitaciones-boxes.

El Sindicato de Enfermería SATSE, más representativo en la Sanidad Cordobesa y Andaluza, ya ha denunciado esta situación en numerosas ocasiones. En la actualidad aún existen 2 módulos COVID de UCI en los que 2 de sus 6 habitaciones siguen sin tener instaladas las puertas que garanticen mantener al paciente positivo aislado de forma que no se contamine el resto del recinto. Dichas denuncias se han ido realizando repetidamente ante la Dirección Gerencia y ante el responsable de Seguridad y Salud del Hospital Reina Sofía durante los casi 2 años que ya dura la Pandemia. Sin embargo, a día de hoy, esta deficiencia persiste y empeora las condiciones laborales de los Profesionales de UCI que bastante tienen ya con soportar una presión asistencial inasumible desde Marzo de 2020. 

Según informó hace casi un año ya el propio Jose L. Gómez de Hita, Presidente del Comité de Seguridad y Salud del Hospital Reina Sofía, se había procedido a adquirir las puertas para aislar esas 4 habitaciones-boxes. Sin embargo nunca llegaron a instalarse aduciendo la Administración argumentos como que la Empresa encargada de hacerlo estaba muy ocupada, que no se podían realizar obras en unas habitaciones (boxes) con pacientes ingresados en las mismas, o cualquier otro que justificase su no instalación. A este respecto recuerda SATSE que, entre ola y ola de la Pandemia, ha habido períodos en que esos módulos estaban sin pacientes, lo que hubiese permitido realizar la obra necesaria sin ningún tipo de impedimento. Sin embargo, la lentitud o dejadez por parte de los Responsables de Servicios Generales, ha provocado que vuelvan a llenarse esos módulos de UCI con pacientes COVID positivos sin haberse solucionado este problema. Tampoco existe la certeza de que, efectivamente, dicho material se haya adquirido por el Hospital, se haya devuelto o se haya empleado para otro fin.

Asegura SATSE que mantener habitaciones COVID de UCI sin el pertinente cerramiento constituye un riesgo para la Seguridad y la Salud de los Trabajadores ya que, debido a esa falta de cierre, todo el Personal que se encuentre dentro del módulo debe permanecer en el mismo enfundado en un agobiante EPI integral, con las dificultades que ello supone para la realización del trabajo habitual en unas  condiciones laborales aún más penosas si cabe y que podrían ser mejores, más seguras y más llevaderas de no existir esta deficiencia. Por este motivo SATSE califica este retraso como intolerable, injustificable y como un menosprecio hacia las condiciones laborales de los Profesionales.

Finaliza SATSE exigiendo la solución inmediata de este posible riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores. Igualmente se exige mayor responsabilidad ante la demora provocada por la dejadez y falta de diligencia de los máximos responsables del Hospital competentes  en este asunto.