SATSE convoca una protesta ante el Parlamento de Andalucía para demandar una financiación adecuada para la Sanidad Pública

17 noviembre 2021

El Sindicato de Enfermería convoca un acto de protesta el próximo 24 de noviembre de 2021 coincidiendo con el inicio del debate a la totalidad del presupuesto andaluz de 2022. SATSE alerta que sin incremento presupuestario se mantendrá la actual infradotación de recursos humanos y materiales en la Sanidad Pública andaluza, alejándose aún más del objetivo de ofrecer una atención segura y de calidad a todos los ciudadanos.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha convocado una concentración frente al Parlamento de Andalucía para demandar la aprobación de un incremento presupuestario destinado a la Sanidad pública andaluza para poder garantizar la atención sanitaria segura y de calidad que demandan los ciudadanos. El acto de protesta, que ya ha sido aprobado por la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, tendrá lugar el próximo 24 de noviembre de 2021, coincidiendo con el inicio en la Cámara andaluza del debate a la totalidad de los presupuestos andaluces para 2022.

A la concentración acudirán delegados sindicales de SATSE desde todas las provincias de Andalucía y están llamados a sumarse todos los profesionales de la Sanidad Pública de Andalucía bajo el lema “Con un presupuesto insuficiente la sanidad andaluza entrará en uci de forma inminente”. Según explica el Sindicato de Enfermería, este acto de protesta viene a continuar las movilizaciones que, desde mediados del mes de octubre han protagonizado delegadas y delegados de SATSE junto a profesionales de la Sanidad Pública andaluza en centros sanitarios de toda Andalucía.

El objetivo principal, explica la organización sindical, es instar a los diferentes partidos políticos del arco parlamentario andaluz a negociar y alcanzar un acuerdo para garantizar que la Sanidad andaluza pueda disponer, como mínimo, de los 1.100 millones de euros adicionales respecto a los presupuestos de 2021 que prevén las cuentas de 2022. A juicio del Sindicato de Enfermería, primera fuerza sindical de la Mesa Sectorial de Sanidad de Andalucía, de prorrogarse las cuentas autonómicas se volverá, un año más, a abocar a la Sanidad pública andaluza a una situación de infradotación de recursos materiales y humanos que le alejará aún más del objetivo de ofrecer una atención segura y de calidad a todos los ciudadanos y pacientes.

En este sentido, el incremento de la inversión que prevé el proyecto de ley de presupuestos haría posible un refuerzo de la Atención Primaria tan necesaria, así como el aumento de la ratio enfermera por cada 1.000 habitantes y poder acercarnos a la media española, de 5,3, ya que ahora mismo estamos en 4,3 enfermeras por cada 1000 habitantes en Andalucía. Igualmente, se podría afrontar el necesario aumento de plantillas de otras categorías como Matronas, que presentan una ratio de 0,10 por cada 1.000 habitantes o Fisioterapeutas, con una ratio irrisoria de 0,06 por 1.000, muy alejadas en ambos casos de las recomendaciones de la OMS.

De igual forma, urge dotar un incremento presupuestario para estabilizar los contratos de los sanitarios del Sistema Sanitario Público Andaluz y consolidar las plantillas que ejercieron como refuerzos Covid y que siguen siendo imprescindibles para el funcionamiento de los centros sanitarios pues, aunque la situación epidemiológica ha mejorado, las necesidades sanitarias no han disminuido, sino que se han modificado.

Entre otras cuestiones, el Sindicato de Enfermería detalla la necesidad de afrontar mejoras como la atención a los enfermos crónicos, la consolidación de la figura de la Enfermera Escolar en el curso 2021-2022, recuperar la normalidad en la atención hospitalaria a pacientes crónicos y disminuir listas de espera de consultas, pruebas diagnósticas y de intervenciones quirúrgicas, para que no existan pacientes con esperas superiores a los tiempos de garantías recogidos en la legislación andaluza y nacional o la mejora de Infraestructuras Sanitarias.

Por el contrario, de no aprobarse un aumento en los presupuestos, volverán a repetirse las dificultades para la Sanidad pública y sus profesionales, un sistema que ha mostrado sus debilidades durante la pandemia y que requiere de reformas urgentes y de gran calado para garantizar la atención sanitaria y cuidados

De otro lado, la organización sindical señala que sin un nuevo presupuesto los 125.000 profesionales de la Sanidad pública se verán también gravemente perjudicados en sus condiciones laborales y retributivas ante la imposibilidad de afrontar las negociaciones pendientes sobre la equiparación salarial o la necesaria modificación de la Carrera Profesional. Un castigo tras casi dos años sobreesfuerzo para atender y cuidar a las miles de personas afectadas por la Covid-19 en unas condiciones límites que han puesto en riesgo su propia salud e incluso su vida, apostilla SATSE.

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería concluye haciendo, una vez más, un llamamiento a la responsabilidad de todos los partidos políticos con representación en la Cámara andaluza para que prime la generosidad y alturas de miras entre ellos, por el bien de Andalucia, y no caigan en la tentación de jugar con la sanidad Pública poniendo en riesgo la misma y debilitando su crecimiento privándolas de un más que urgente y necesario incremento presupuestario.