Enfermeras en los colegios para evitar el inicio del consumo de tabaco entre los niños, niñas y jóvenes

03 junio 2019

La Plataforma Estatal de Enfermera Escolar comparte con la OMS la necesidad de seguir trabajando en la concienciación sobre los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y recalca que la implantación generalizada de la enfermera o enfermero  en todos los centros educativos supondría una gran herramienta para informar y sensibilizar a los niños, niñas y jóvenes

Las enfermeras y enfermeros pueden realizar talleres, seminarios y otro tipo de actividades informativas dirigidas a los alumnos y alumnas del centro educativo, así como a los padres y madres, a través, por ejemplo, de las Escuelas de Padres y Madres, y también al profesorado y al resto de comunidad educativa.

La Plataforma Estatal de Enfermera Escolar se ha sumado a la campaña de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con motivo del Día Mundial sin Tabaco 2019, y ha insistido en que contar con la presencia permanente de una enfermera o enfermero en un centro educativo puede colaborar de manera decisiva en evitar el inicio del consumo de tabaco entre los niños, niñas y jóvenes españoles.

La Plataforma, constituida por el Sindicato de Enfermería, SATSE, el Foro Español de Pacientes, FEP, el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública ANPE, y la Federación Española de Diabetes, FEDE, comparte con la OMS la necesidad de seguir trabajando en la concienciación sobre los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno.

Por ello, desde la Plataforma se recalca que la implantación generalizada de la figura de la enfermera o enfermero en todos los centros educativos de nuestro país supondría una gran herramienta para informar y sensibilizar a los niños, niñas y jóvenes sobre los efectos perjudiciales que tiene el consumo de tabaco para su salud y la de otras personas. 

“El objetivo último no es otro que evitar que no se inicien en el consumo del tabaco o lo abandonen si es el caso, y, además, que conciencien también a su familiares y personas de su entorno más cercano sobre lo perjudicial que es fumar para todos y todas,” apunta.

En concreto, las enfermeras y enfermeros pueden realizar talleres, seminarios y otro tipo de actividades informativas dirigidas a los alumnos y alumnas del centro, así como a los padres y madres, a través, por ejemplo, de las Escuelas de Padres y Madres, y también al profesorado y al resto de comunidad educativa, apunta la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar. 

La Plataforma se ha mostrado muy preocupada por las conclusiones de distintos estudios, como la Encuesta Nacional del Consumo de Drogas EDADES, que concluye que la proporción de adultos (de 15 a 64 años) que afirman que consumen tabaco a diario es del 34 por ciento, habiéndose registrado un incremento en los últimos años.

Un grave problema que también refleja el último Eurobarómetro sobre tabaco, que concluye que el 37 por ciento de los europeos fumadores (uno de cada cuatro) empezó entre los 15 y los 17 años, mientas que el 41 por ciento lo hizo entre los 18 y los 25, o el estudio europeo, publicado en PLOS ONE, que evidencia un aumento entre 1990 y 2009 de los fumadores que empezaron antes de los 16 años con respecto a las dos décadas anteriores.

Estudios y análisis que, junto a otros, recalcan la necesidad de que las distintas autoridades públicas prioricen la educación en salud en edades tempranas para fomentar conductas y hábitos de vida saludables y así evitar consumos futuros, no solo de tabaco, sino también de cannabis, alcohol y otras sustancias estupefacientes.

Por ello, desde la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar se insiste a las consejerías de Sanidad y Educación de las diferentes comunidades autónomas que prioricen de cara al próximo curso 2019-2020 la implantación progresiva de la figura de la enfermera o enfermero escolar en los centros educativos.