El PSOE es ahora el único partido responsable de que continúe el bloqueo a la tramitación de la Ley de Seguridad del Paciente

14 diciembre 2021
Masiva protesta enfermera organizada por SATSE ante el Congreso de los Diputados

SATSE no entiende qué “extrañas e inconfesables” razones puede tener ahora el PSOE para seguir retrasando la aprobación de la Ley cuando este partido mostró un claro e inequívoco respaldo a esta norma durante el debate de su toma en consideración.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que el PSOE es ahora el único partido responsable de que continúe el bloqueo que sufre la tramitación de la Ley de Seguridad del Paciente en el Congreso de los Diputados, al estar impidiendo en la Mesa del Parlamento que se ponga fin a los reiterados plazos de prórroga a la presentación de enmiendas parciales y se pueda iniciar su debate en la Comisión de Sanidad para la aprobación definitiva de la norma y, con ello, posibilitar que se pueda garantizar en óptimas condiciones la seguridad asistencial de 47 millones de personas.

SATSE ha podido constatar que, en estos momentos, es el PSOE el partido que está oponiéndose dentro de la Mesa del Congreso de los Diputados a que se den por finalizadas las prórrogas (más de 30, en la actualidad) a la Ley de Seguridad del Paciente, lo que supone un claro e intencionado bloqueo a una norma que solo pretende ofrecer una atención más segura y de mayor calidad en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios del conjunto del país.

El Sindicato de Enfermería no entiende qué “extrañas e inconfesables” razones puede tener ahora el PSOE para seguir retrasando la aprobación de la Ley de Seguridad del Paciente cuando este partido, en boca de su portavoz, Ana Prieto, mostró un claro e inequívoco respaldo a esta norma durante el debate de su toma en consideración en el Pleno del Congreso celebrado el pasado 15 de diciembre de 2020.

 

“Se trata de un absoluto desprecio a la seguridad asistencial de más de 47 millones de personas, además de a las más de 300.000 enfermeras y enfermeros de nuestro país, por parte de un partido que se autoproclama como el abanderado de la defensa de la sanidad pública y sus profesionales”, señala SATSE, apuntando que “su comportamiento pone en serias dudas dichos alegatos”.

El claro rechazo del PSOE a la tramitación de la Ley de Seguridad del Paciente se produce cuando otros partidos que inicialmente estaban dificultando el avance de la Ley con la presentación de sucesivas prorrogas, como Ciudadanos o el PP, llevan semanas sin hacerlo en un claro ejercicio de responsabilidad política al priorizar la seguridad de los pacientes sobre otras cuestiones partidistas y de difícil justificación pública. Asimismo, otros dos partidos con representación en la Mesa del Congreso, Unidas Podemos y VOX, se han comprometido públicamente a hacer todo lo que esté en su mano para desbloquear la actual situación.

Por ello, SATSE pide al partido de Pedro Sánchez que reconsidere su actual posicionamiento de rechazo a la Ley de Seguridad del Paciente y que trabaje junto al resto de partidos políticos para que del debate de las distintas enmiendas parciales salga la mejor ley para el conjunto de la ciudadanía y de los profesionales sanitarios de nuestro país.

“El PSOE sigue sin escuchar a la sociedad, a los pacientes y tampoco a los profesionales sanitarios que demandan y necesitan una atención segura, digna y de calidad, independientemente del lugar en el que residan”, recalcan desde la organización sindical.

Por último, SATSE recuerda que la Ley de Seguridad del Paciente ha sido respaldada por cerca de 700.000 ciudadanos, numerosas asociaciones de pacientes, organizaciones enfermeras de todo el mundo y personalidades de nuestro país, algo que parece importarle muy poco al PSOE al retrasar intencionadamente la aprobación de una norma que convertiría a nuestro país en uno de los primeros en todo el mundo en establecer la asignación máxima de pacientes que debe haber en los centros sanitarios y sociosanitarios por cada enfermera o enfermero.