Dos nuevas sentencias anulan las convocatorias de cargos intermedios de Unidades de Gestión Clínica del SAS

06 febrero 2013

Dos nuevas sentencias de los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Sevilla han dado la razón al Sindicato de Enfermería (SATSE) y han anulado sendas convocatorias de cargos intermedios de Unidades de Gestión Clínica (UGC) del Servicio Andaluz de Salud (SAS). • Advierten que se está permitiendo el acceso a la Sanidad Pública sin respetar los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad y sin seguir procedimiento selectivo previo.

Dos nuevas sentencias de los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Sevilla han dado la razón al Sindicato de Enfermería (SATSE) y han anulado sendas convocatorias de cargos intermedios de Unidades de Gestión Clínica (UGC) del Servicio Andaluz de Salud (SAS). En este caso, explica el Sindicato de Enfermería, las sentencias anulan la convocatoria mediante concurso de méritos de dos cargos intermedios de UGC por permitir el acceso a dichas plazas a personas ajenas al SAS sin respetar, como indica el fallo judicial, “los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad”.

En concreto, SATSE señala que las sentencias anulan las convocatorias mediante sistema de concurso de méritos de un puesto de Supervisor de Enfermería de la UGC de Urología del Hospital Virgen del Valme y de un puesto de Coordinador de Cuidados de Enfermería de la UGC de Cantillana, dependiente del Distrito Sanitario Sevilla Norte. El Sindicato de Enfermería había impugnado ambas convocatorias ya que posibilitaban el acceso a un cargo a personas ajenas al sistema sanitario, introduciendo una puerta falsa para el acceso fraudulento a la función pública.

Así, en ambos casos, el juzgado falla a favor de las tesis de SATSE y anula las convocatorias toda vez que permiten el acceso a la sanidad pública “sin respetar los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad y sin haber seguido un procedimiento selectivo previo”, tal y como se señala en las sentencias.

SATSE recuerda que ya el Tribunal Supremo otorgaba la razón al Sindicato de Enfermería en detrimento al Servicio Andaluz de Salud en referencia a la impugnación planteada contra el artículo 10 del Decreto 75/2007, que regula el sistema de puestos directivos y cargos intermedios de los centros del SAS, donde se determinaba la necesidad de ser personal funcionario o estatutario fijo al Sistema Nacional de Salud para acceder a uno de estos puestos.

Precisamente este es el motivo que lleva a que las últimas sentencias, en las que se impugnan las convocatorias de cargos intermedios de UGC del Hospital de Valme y el Distrito Sevilla Norte, hayan resultado favorables a SATSE ya que, según recogen los fallos, las bases de las convocatorias permiten el acceso a los puestos de directores de UGC a personas ajenas al SAS, sin ser necesario estar vinculado como personal funcionario o estatutario fijo al Sistema Nacional de Salud.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería recalca que, sólo de centros de la provincia de Sevilla, entre septiembre de 2012 y enero de 2013 han sido diez las sentencias favorables a sus tesis que han anulado la convocatoria de cargos intermedios y de directores de UGC. A pesar de todo, el SAS continúa recurriendo todos los fallos judiciales favorables a SATSE asumiendo unos costes judiciales que pagan los ciudadanos andaluces, aun conociendo la sentencia del Supremo que ya determinó que va contra la ley convocar el acceso abierto a puestos de UGC.

Sin respaldo legal ni profesional

Para el Sindicato de Enfermería, las dos nuevas sentencias dejan en evidencia que el modelo de UGC del SAS que quieren imponer desde la Consejería y la Gerencia del SAS es una puerta de atrás para acceder al sistema. Según subraya el sindicato, el Decreto de Ordenación y Regulación de las UGC, fue retirado por el SAS tras el rotundo rechazo de la totalidad de las organizaciones sindicales, pero se sigue tratado de imponerlo de facto mediante la convocatoria de los puestos directivos e intermedios, a pesar de carecer de respaldo legal en el ámbito hospitalario.

Un modelo, puntualiza SATSE, que cuenta además con el rotundo rechazo de los profesionales y que, tal y como señalan los fallos judiciales, favorece el enchufismo con el nombramiento de cargos mediante convocatorias con puestos abiertos a personal no vinculados a Servicio Andaluz de Salud. Además, el Sindicato de Enfermería lo considera un despilfarro al duplicar las funciones de muchos cargos con el consiguiente incremento del gasto, imperdonable aún más en el contexto de recortes actuales.

Por este motivo, finaliza el Sindicato de Enfermería insistiendo en la necesidad de abandonar el modelo de UGC que está imponiendo el SAS ya que favorece el enchufismo, supone un incremento incontrolado del gasto y fragmenta el sistema dificultando la asistencia al ciudadano.