SATSE inicia en Andalucía la campaña ‘La Sanidad que merecemos’ con la distribución de más de 30.000 carteles

25 octubre 2018

El Sindicato de Enfermería ha iniciado la distribución de carteles en los hospitales y centros de salud de la comunidad para que todos los ciudadanos se pregunten si hay suficientes enfermeras y enfermeros para atenderles y, de esta forma, concienciar sobre la importancia de aumentar el número de estos profesionales en la Sanidad andaluza.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha iniciado hoy la distribución en hospitales y centros de salud de Andalucía de más de 30.000 carteles de la campaña de información y sensibilización social que, bajo el lema “La Sanidad que merecemos”, ha puesto en marcha en todo el Estado con el objetivo de aumentar las plantillas de enfermeras y enfermeros. En Sevilla se ha comenzado de forma simbólica con una pegada de carteles en el Hospital Virgen del Rocío, como centro de referencia autonómico, en la que ha participado todo el Comité Ejecutivo del sindicato en Andalucía.

Desde hoy y a lo largo de los próximos meses, todas las personas que acudan a los centros sanitarios de Andalucía podrán conocer los detalles de la campaña de SATSE que, entre otras acciones, contempla una recogida de firmas para que el Congreso de los Diputados debata una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que busca garantizar por ley un número máximo de pacientes por profesional de Enfermería en nuestro país.

El objetivo de la recogida de firmas, que se iniciará en Andalucía en breves fechas, es recabar a lo largo de los próximos meses los 500.000 apoyos de ciudadanos y profesionales necesarios para que la Iniciativa Legislativa Popular se pueda debatir en el Parlamento español.

Además de en los centros sanitarios de todo el país en los que hoy ya se han difundido más de 200.000 carteles de la campaña, SATSE saldrá a la calle y montará mesas informativas en plazas y calles de numerosas localidades de Andalucía para preguntar a todas las personas que se acerquen a las mismas si creen que ¿cinco enfermeras pueden cuidar a mil personas?, como reza el cartel de la campaña.

En España, al igual que en el resto de países europeos, no existe una legislación estatal que obligue a las distintas administraciones sanitarias públicas a que haya un número máximo de pacientes por cada enfermera o enfermero. Por ello,  cada consejería de Sanidad fija en su comunidad autónoma las plantillas de Enfermería en función de intereses organizativos y económicos muy alejados, en ocasiones, de las necesidades sanitarias reales.

En el caso de Andalucía un profesional de Enfermería tiene a su cargo hasta 18 pacientes en una planta de hospital, mientras que la ratio segura es de 6-8 pacientes.En caso de aprobarse la Ley propuesta por SATSE, esta situación cambiaría y se aseguraría que los andaluces reciben la atención y cuidados que se merecen.

De hecho, Andalucía necesita un total de 34.593 enfermeras y enfermeros para alcanzar, al menos, la media europea en toda la Sanidad, pública y privada. La ratio de estos profesionales por 1.000 habitantes en Andalucía es 4,13, mientras que en Europa es 8,8 enfermeras y enfermeros por 1.000 habitantes, y la media de España es 5,3, según el estudio “Análisis de la situación de los enfermeros y enfermeras en los centros sanitarios de Andalucía”.

En este sentido, el estudio saca a la luz que en la Sanidad Pública de Andalucía la ratio por 1.000 habitantes es de 2,77 enfermeras, frente a la media nacional de 3,64, de forma que la Sanidad Pública andaluza estaría incluso muy por debajo de la media del resto del país.

Así, en lo referente exclusivamente a la Sanidad Pública, Andalucía necesitaría una plantilla de 46.447 enfermeras y enfermeros para alcanzar, al menos, la media europea. De esta forma sería necesario un incremento de 23.199 profesionales, distribuidos entre 19.104 en hospitales y 4.095 en Atención Primaria.

A juicio del Sindicato de Enfermería, es absolutamente necesario fijar unas “líneas rojas” en Andalucía y garantizar por ley un número máximo de pacientes asignados a cada enfermera y enfermero. De esta forma, se reduciría también el porcentaje de complicaciones e, incluso, de muertes en el Servicio Andaluz de Salud.

Galería multimedia