SATSE: “Hay que redoblar los esfuerzos en la prevención y detección precoz del cáncer”

04 febrero 2019
Necesita mucho, pero ante todo necesita más investigación, medios y personal

El Sindicato de Enfermería advierte de la necesidad de reorientar las políticas sanitarias de nuestro país y destinar más recursos humanos y materiales a la prevención del cáncer.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, destaca, con motivo del Día Mundial del Cáncer, la importancia de redoblar los esfuerzos, tanto materiales como humanos, en los ámbitos de la prevención y detección precoz, ya que resultan fundamentales en la lucha contra esta grave enfermedad.

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Cáncer, SATSE se suma, un año más, a las distintas campañas e iniciativas informativas y de sensibilización social puestas en marcha a nivel internacional (Organización Mundial de la Salud) y nacional (Asociación Española Contra el Cáncer) para que las administraciones públicas, profesionales sanitarios y ciudadanos sigan trabajando de forma conjunta para reducir lo máximo posible la incidencia de esta enfermedad.

En esta ocasión, la organización sindical ha querido poner el acento en la importancia de la detección precoz de la enfermedad, así como en la prevención y  fomento de conductas y hábitos de vida saludables entre los ciudadanos. Unos ámbitos de actuación en los que la labor de las enfermeras y enfermeros resulta fundamental, añade.  

En este sentido, el Sindicato de Enfermería pone especial énfasis en la necesidad de reorientar las políticas sanitarias de nuestro país y destinar más recursos humanos y materiales a la prevención de la enfermedad, ya que sigue siendo la “gran asignatura pendiente” del Sistema Nacional de Salud.

SATSE recuerda que los últimos datos estadísticos apuntan a un aumento en los últimos años de los casos diagnosticados en nuestro a país, así como del porcentaje de ellos que acaban con el fallecimiento de la persona, recalcando la necesidad de que las personas que sufren cualquier tipo de cáncer puedan contar en todo momento con un número adecuado de  enfermeras y enfermeros que les atiendan.

De igual manera, las enfermeras y enfermeros promueven en los centros sanitarios y colegios la adopción de conductas y hábitos de vida saludables entre los niños y niñas, jóvenes y adultos que ayudan a prevenir esta enfermedad, y también fomentan el autocuidado personal a lo largo de toda la vida.