SATSE Córdoba no tolerará maltrato laboral a los profesionales con la vuelta a las 35 horas

14 octubre 2016

La Junta de Andalucía con la complicidad de los sindicatos de clase CSIF, UGT y CC.OO vuelven a discriminar y marginar al personal de los Centros Sanitarios, que en la provincia de Córdoba superan los 9.000.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

El personal de los centros sanitarios en Andalucía, no volverán a las 35 horas el 16 de Enero, como sí lo harán los demás, según la propia Junta de Andalucía.

Los Centros Sanitarios firmaron Resoluciones con fecha 12 de Julio de 2012 para imponer las 37,5 horas, incluso con carácter retroactivo desde el 1 de Julio de 2012. Mientras la vuelta a las 35 horas con el Decreto Ley aprobado el pasado martes 11 de Octubre, queda sin fecha la vuelta a las 35 horas para el personal de los centros sanitarios, a pesar de que éste se ha aprobado con una antelación de 3 meses, a ser realmente efectivo. 

El Sindicato Profesional de la Enfermería SATSE-Córdoba ha afirmado que no tolerará un nuevo maltrato laboral a los profesionales de Enfermería, ni tampoco al conjunto de personal sanitario y no sanitario de los Centros Sanitarios Cordobeses con la vuelta a la jornada de  35 horas semanales.

SATSE afirma que es impresentable que tras la aprobación en el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía se apruebe un Decreto Ley para volver a las 35 horas de los empleados públicos andaluces y al mismo tiempo se haga público que dicha medida se aplicará el 16 de Enero de 2017, pero no al personal de los Centros Sanitarios, los cuales están sujetos a posible “implantación flexible, por turnos y de manera progresiva”. Sin olvidar  que dicho Decreto Ley establece como jornada mínima las 35 horas, no como máxima, por lo que SATSE sospecha que es una artimaña para castigar nuevamente al sector sanitario con la complicidad y complacencia de los sindicatos de clase CSIF, CC.OO y UGT. Un sector sanitario cuyos profesionales no es la primera vez que han sido traicionados por dichos sindicatos, a pesar de sufrir como nadie en el sector público de Andalucía, unos recortes dañinos y perversos que no solo se están cargando el mayor activo  del sector sanitario – los profesionales- , sino que está afectando desde hace más de 4 años tanto a la seguridad de los pacientes como a la seguridad y salud de los profesionales.

SATSE recuerda que lleva más de 3 años trabajando en solitario contra la imposición de las 35 horas, con múltiples medidas sindicales y jurídicas, que sin lugar a duda han mermado los planteamientos y  perspectivas de la Administración de la Junta de Andalucía y les ha obligado a promover un Decreto Ley de vuelta a las 35 horas, pero que no trata por igual al conjunto de empleados públicos, como tampoco lo hizo con la implantación de las 37,5 horas en el segundo semestre de 2012, donde solo los profesionales de la sanidad fueron machacados con escarnio  y saña en la aplicación de las 37,5 horas.

Continúa SATSE afirmando que las razones que ha dado la Junta de Andalucía para volver a las 35 horas han sido por razón de “restablecer los derechos de los empleados públicos”, “facilitar y favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar”, “creación de empleo”, y también como “una medida de justicia social con beneficios económicos y sociales”. Argumentos y razones todas  ellas que SATSE viene razonando y argumentando desde hace más de 3 años y que por tanto comparte, lo sorprendente es que estas razones para volver a las 35 horas, al parecer son válidas para todos los empleados públicos de Andalucía, menos para los del sector sanitario, a los cuales no se les aplicará la vuelta a las 35 horas como a los demás, sino que estarán sometidos a  valoraciones por la Consejería de Salud y el Servicio Andaluz de Salud, que puede llevar meses, y que además no será buscando la vuelta a la situación existente en el 2012 antes de imponer las 37,5 horas, sino que se intentará aprovechar para introducir cambios discriminatorios y arbitrarios que modifiquen las condiciones de trabajo de los profesionales, con cuestiones como “flexibilidad”, “turnos”, etc.

SATSE recuerda que la vuelta a las 35 horas no es más que volver a la situación laboral existente en el primer semestre de 2012, y eso no requiere de  nuevos planteamientos esquivos, ni de retorcidas pretensiones por parte del SAS, para no restablecer los derechos a los profesionales, sino simplemente de establecer la jornada y los turnos que cada profesional tenía en el primer semestre de  2012, por tanto tan simple como que el personal fijo de mañana o tarde deje de trabajar por la tarde de manera adicional, y que a los turnos rotatorios y de noche alternas se les devuelvan 7 y 5 días respectivamente de descanso, que son los recortados por las 37,5 horas.

El Sindicato de Enfermería asevera que no tolerará pasivamente más discriminación y más castigos adicionales a los profesionales de Enfermería y al conjunto de trabajadores de la sanidad pública, y pondrá en marcha las iniciativas sindicales y jurídicas que considere oportunas si el 16 de Enero de 2017, los profesionales del sector sanitario no vuelven a las 35 horas al igual que el resto de empleados públicos de los distintos sectores de Andalucía.

Finaliza SATSE exigiendo que quién se comprometió públicamente desde la Junta de Andalucía a la vuelta a las 35 horas , que fue la Consejera de Hacienda y Administración Pública Mª Jesús Montero, es la responsable también de dotar de los recursos necesarios en tiempo y forma al sector sanitario,  sin arbitrariedades ni discriminaciones, esa es su verdadera responsabilidad y no solo una foto de propaganda mediática sin respaldo presupuestario que dañaría nueva y seriamente a lo que la propia Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, llama “La Joya de la Corona”, es decir la Sanidad Andaluza, y sus activos profesionales, lo cual ha de ser cuidado y no maltratado, como viene ocurriendo desde 2012.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email