SATSE Córdoba exige un plan de choque para la sanidad pública

15 febrero 2017

La situación de precariedad en la sanidad pública cordobesa no puede sostenerse por más tiempo. Los ciudadanos y los profesionales exigen una reacción positiva del Gobierno Andaluz de la Junta de Andalucía para frenar el deterioro asistencial por falta de profesionales y medios.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email
  • SATSE exige que la Sanidad Pública Andaluza se sitúe al menos en la media de Comunidades de España,  y destine 1.300 euros por habitante y año, en vez de los 1.000 que destina actualmente. 

El Sindicato Profesional de la Enfermería SATSE-Córdoba ha exigido en un comunicado remitido a los medios de comunicación, un plan de choque urgente que frene en seco el grave y progresivo deterioro que está sufriendo la Sanidad Pública en la provincia de Córdoba y Andalucía.

SATSE afirma que desde hace dos años se viene produciendo una evolución negativa que afecta gravemente a  la sanidad pública como consecuencia de unos recortes insaciables que han comprometido seriamente la calidad y la seguridad del paciente, por falta de profesionales y de recursos.

Al respecto SATSE señala que así lo acreditan tanto las encuestas realizadas por diversos organismos públicos y otras organizaciones, como la expresión democrática de impotencia, rabia y creciente malestar de ciudadanos y profesionales, canalizado a través de múltiples manifestaciones en las calles con decenas de miles de personas que quieren hacer visible su enorme malestar y claro rechazo a la situación que desde hace meses viene golpeando a la sanidad pública en los centros sanitarios de la provincia de Córdoba y también de Andalucía.

Desde el Sindicato de Enfermería SATSE-Córdoba se insta a la Administración Sanitaria a tomar la iniciativa con paso firme y decidido, mediante una clara e inequívoca acción de Gobierno por parte de la Junta de Andalucía que sitúe a nuestra comunidad, al menos, en un presupuesto sanitario que no puede ser inferior a la media del resto de Comunidades de España, es decir, 1.300 euros por habitante y año, en lugar de los 1.000 euros por habitante y año que destina actualmente Andalucía, y muy lejos de los 1.500 euros que el País Vasco destina por habitante y año a su Sanidad Pública, esto supondría una inyección económica para la Sanidad Andaluza de 2.400 millones de euros.

Al mismo tiempo SATSE considera urgente la eliminación de las Unidades de Gestión Clínica, para poder situar nuevamente al ciudadano en el centro del sistema sanitario, y expulsar al euro y los criterios economicistas  del mismo corazón  de la sanidad pública.

Pues según SATSE, cuando se tiene que tomar una decisión clínica y de atención sanitaria para el pacientes, hay que pensar primero y siempre en el paciente y no en lo que cuesta lo que necesita dicho paciente para resolver su problema de salud, siendo los criterio meramente profesionales y clínicos los que decidan los medios y recursos que han de destinarse a cada paciente.

Continúa SATSE asegurando que tras la necesidad de incremento presupuestario y la eliminación de las Unidades Clínicas de Gestión, es prioritario poner a funcionar con normalidad los quirófanos y las consultas externas, contando para ello con el establecimiento de turnos rotatorios normales de Lunes a Viernes de 8 a 15 y de 15 a 22 horas para el personal Médico, al igual que tienen desde siempre el resto de profesionales.

El Plan de choque que propone SATSE, además de lo referido anteriormente, cuenta también con el establecimiento de dos puntos más de urgencias extrahospitalarias en la capital de Córdoba para descongestionar las Urgencias del Reina Sofía, y la puesta en funcionamiento, tras su correspondiente reforma, del Hospital Los Morales, para albergar a pacientes con patología crónica y pluripatológicos que requieren mayoritariamente cuidados de Enfermería y atención sanitaria no excesivamente cargada de medios técnicos.

Por último SATSE culmina su propuesta de plan de choque para la sanidad pública, con mantener actividad normalizada en los quirófanos, consultas externas y pruebas diagnósticas durante todo el año, sin cierre de camas  y quirófanos con la excusa del verano o la navidad.

Sin este conjunto de medidas y además implantadas con carácter urgente, la sanidad pública de la provincia de Córdoba permanecerá en la situación crítica en la que la han metido unos cuantos gobernantes y dirigentes políticos y gestores, insensibles y sin escrúpulos, empeñados en que la sanidad pública sanee el déficit acumulado del conjunto de la Administración pública de la Junta de Andalucía, despreciando a los pacientes y ciudadanos en general, así como a los profesionales que desde hace años sufren un trato laboral y profesional inaceptable e indigno por parte de los Directivos de la sanidad pública, pero también de quienes tienen la posibilidad de destinar recursos económicos a la Sanidad Pública Andaluza y no solo no lo han hecho, sino que por el contrario cada año ha estrangulado más a la propia Administración Sanitaria, y esa responsabilidad sin lugar a dudas, asevera SATSE, es de la Consejería de Hacienda y Administración Pública.

Finaliza SATSE alertando a la Junta de Andalucía en Córdoba que ni ciudadanos ni profesionales vamos a permanecer pasivos ante esta agresión mantenida en el tiempo que pone en grave riesgo la calidad de la atención sanitaria y la seguridad del paciente, además de jugar físicamente con la integridad profesional y la propia salud de los trabajadores de la sanidad pública en la provincia de Córdoba.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email