SATSE Córdoba denuncia un entramado para esconder las listas de espera en Reina Sofía

19 abril 2017

Hay pacientes que se llevan casi dos años de una consulta a otra, sin resolver su problema de salud y agravándose su estado general, con limitaciones importantes en su vida diaria.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email
  • El entramado existente es Reina Sofía para ocultar la realidad de las listas de espera está organizado desde la Dirección Gerencia del Hospital, sin escrúpulos ni respeto a la dignidad de los pacientes y ciudadanos.
  • Las situaciones más relevantes afectan a Traumatología y Oftalmología, si bien el proceder diseñado es similar para el resto de especialidades médicas.

El Sindicato Profesional de la Enfermería SATSE-Córdoba, ha denunciado el perverso entramado organizado por la Directora Gerente del Hospital Reina Sofía Marina Álvarez, para ocultar la realidad de las listas de espera en general y de manera singular Traumatología y Oftalmología. Un entramado organizado para distraer y someter al paciente a un auténtico peregrinar de una consulta a otra y de un médico a otro, mientras su problema de salud corre el riesgo de agravarse y provocarle consecuencias invalidantes, afectando negativamente  a su autonomía y libertad de movimiento, así como a su propia calidad de vida.

Según ha podido saber SATSE, el peregrinar del paciente se inicia en la consulta médica del Centro de Salud, desde donde es derivado a la llamada “Consulta de Filtro”, ubicada en el Centro de Especialidades Castilla del Pino. En dicha consulta de filtro es visto por el especialista en un plazo máximo de 2 meses. Tras ser visto en dicha consulta es enviado a la consulta del especialista en Reina Sofía, ubicándolo en subespecialidades, como por ejemplo rodilla, hombro, columna, etc; en el caso de Oftalmología, Glaucoma, catarata, etc. El plazo para ello puede alcanzar el año, tras dicho tiempo por fin es visto en consulta, donde se le puede trasladar la necesidad de intervención quirúrgica. Tras esto se llama al paciente para la preanestesia y sobre la marcha se le ofrece operarse en el Hospital San Juan de Dios y no en Reina Sofía; si el paciente decide ser operado en Reina Sofía y no en San Juna de Dios, se la hace firmar un documento y en ese mismo momento pierde el derecho del cumplimiento del tiempo máximo de espera de 6 meses, con lo cual su intervención puede tardar desde su inclusión en lista de espera y su no conformidad a ser operado en San Juan de Dios, uno o dos años.

Mientras tanto su problema de salud le sigue incapacitando para su vida normal, en ocasiones con mucho dolor y bajas laborales por enfermedad, o incluso riesgo de perder su puesto de trabajo, que en el caso de los Autónomos, puede acabar con su pequeña empresa o negocio.

A todo esto cabe la posibilidad de que entre una consulta y otra se considere necesaria la realización de alguna otra prueba y con ello la necesidad de nueva valoración, para lo que se ha establecido y organizado como parte del entramado la consulta de reevaluación, prolongándose  aún más el tiempo de espera para ser intervenido quirúrgicamente.

Continua SATSE afirmando que, si mientras el paciente sufre este peregrinar de una consulta a otra, su problema de salud original por ejemplo de rodilla, como consecuencia de su no resolución le genera un problema añadido de columna y perteneciente a la misma especialidad médica, en lugar de enviarlo al médico de columna, ha de esperar nuevamente a ser visto por el médico de cabecera del Centro de Salud e iniciar en paralelo otro deambular de consulta en consulta.

Igual situación se dá en Oftalmología con la cataratas bilaterales, que tras ser operada la primera y ser dado de alta de la misma, el paciente ha de iniciar nuevamente todo el deambular entre consultas para ser operado de la catarata del otro ojo, aunque en la primera consulta se haya indicado al paciente la necesidad de ser operado de las dos cataratas.

SATSE afirma que ha tenido acceso directo a situaciones  reales de lo denunciado, que acreditan aún con más detalle la trama originada en Reina Sofía para ocultar las listas de espera mientras los pacientes y ciudadanos sufren en silencio su problema de salud. Casos reales que SATSE está investigando actualmente y cuya situación  hará pública en su momento.

Finaliza SATSE criticando con contundencia este comportamiento perverso y deleznable de la Directora Gerente del Hospital Reina Sofía, responsable máxima y directa de este entramado dañino para los pacientes y cargado de intencionalidad para ocultar una realidad que daña seriamente la calidad y agilidad en la atención sanitaria a los pacientes y añade sufrimiento a las personas con problemas de salud que son atendidas en Reina Sofía. Ciudadanos que sufren en silencio este entramado tendencioso, que no hacen público su sufrimiento añadido y que quizás desesperados lo cuentan a la gente más cercana. Mientras tanto la Directora Gerente continua en su frenesí mediático, hablando de investigación, calidad y trasplantes, (hay que hacerlo), pero se olvida del 97% de la actividad asistencial del Hospital Reina Sofía, un hospital que todavía mantiene la fachada, pero que se está cayendo a trozos en el interior, por la ineptitud e insolvencia gestora de una Directora Gerente y su Directora de Enfermería carentes de compromiso real con los pacientes y profesionales y donde estos hace mucho tiempo que dejaron de ser el centro del sistema sanitario en Reina Sofía.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email