“La OPE de estabilización se está descafeinando cada vez más”

22 diciembre 2017
No son sólo números: ¡son vidas!

El Sindicato de Enfermería reclama que se aclare, de una vez por todas, el número de plazas que finalmente se ofertarán para cada categoría profesional.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que las comunidades autónomas están “descafeinando” cada vez más la OPE de estabilización, al preverse ya convocar muchas menos plazas de las inicialmente previstas, haberse “descolgado” algunas de ellas, y fijarse fechas de exámenes en años distintos para una misma categoría profesional.

Tras conocer el estado de situación actual de la futura OPE de estabilización, en la reunión del Ámbito de Negociación, celebrada ayer, SATSE ha vuelto a reclamar mayor diligencia y rapidez a las administraciones implicadas para que este proceso selectivo que convertirá a miles de trabajadores temporales en fijos se resuelva cuanto antes.

El Sindicato de Enfermería considera imprescindible que se aclare, de una vez por todas, el número de plazas que finalmente se ofertarán para cada categoría profesional sanitaria, y que se haga un último esfuerzo para coordinar los criterios relativos a los baremos.

Asimismo, la organización sindical ha pedido que algunos dirigentes políticos y responsables públicos sanitarios dejen de confundir a la opinión pública, dando a entender en sus declaraciones que esta OPE de estabilización creará nuevos puestos de trabajo, cuando lo que hará es convertir plazas temporales ya existentes en fijas y ello porque desde la Unión Europea así se ha obligado.

Desde el Ministerio de Sanidad ya se ha informado que los exámenes de enfermeras, matronas y fisioterapeutas se celebrarán previsiblemente en el primer semestre de 2019. La organización sindical critica que las comunidades autónomas están anteponiendo motivos políticos a criterios puramente sanitarios y de sentido común que son los que deberían prevalecer.

Plantillas suficientes

Otro de los asuntos abordados en la reunión del Ámbito de Negociación entre el Ministerio de Sanidad y los representantes de organizaciones sindicales, como SATSE, fue la propuesta sindical de elaborar un estudio sobre las necesidades de profesionales en el Sistema Nacional de Salud, ratios de personal y aspectos relacionados con su jubilación.

Al respecto, desde el Sindicato de Enfermería se insistió en la necesidad de que haya plantillas suficientes en todos los servicios de salud españoles, criticando, por ejemplo, que se sigan produciendo diferencias notables en la asistencia sanitaria y condiciones laborales de los profesionales de una comunidad autónoma respecto a otra. Un claro ejemplo, apunta, son las saturaciones que a lo largo de todo el año se producen en los servicios de urgencias de unas determinadas comunidades autónomas mientras que en otras no se registran.

Acabar con las cada vez más frecuentes agresiones físicas y/o verbales a los profesionales de enfermería es también una prioridad para la organización sindical, de ahí que haya reclamado a los responsables de la administración central que trabajen de manera coordinada con las autonomías para implementar todas las medidas preventivas necesarias. En este sentido, apuntó que pasos, como la creación de la figura del interlocutor policial sanitario, son positivos y necesarios, pero hay que dar muchos más para acabar con esta lacra.

Por último, desde SATSE se remarcó la importancia de propiciar un itinerario de mejora progresiva de las condiciones laborales de las enfermeras y enfermeros en función de aspectos como la antigüedad, los años de servicios prestados en turnos rotatorios, nocturnos, o en servicios en unidades que se puedan considerar de especial penosidad y/o peligrosidad, con el fin de ofrecer a los profesionales un horizonte laboral más alentador que el actual.